Personas de todas las edades están expuestas a sufrir algún golpe en sus dientes. No obstante, aquellos que practican deportes de contacto, actividades de alto riesgo o tienen una dentadura prominente son quienes presentan una mayor probabilidad de lesionarse, así como personas que acostumbran a respirar por la boca.

Escrito por Dra Angela Encinas

TRAUMATISMO DENTAL ¿Qué podría pasar si te golpeas un diente?

 
Nuestros Dientes están formados por la Corona y la raíz las cuales están compuestas por tejidos duros (Esmalte, dentina y cemento) y en el interior se encuentra un tejido blando que es el nervio del diente, mientras que por fuera están rodeados por tejidos especializados duros y blandos como la encía, el hueso y el ligamento periodontal.

Regularmente cuando descuidamos la higiene bucal empiezan a presentarse problemas, por el aumento de bacterias que proliferan dentro de la boca.

Las Infecciones dentales ocurren cuando estas bacterias logran entrar a la pulpa dental y/o se propagan a los tejidos que rodean al diente, por lo regular ocurren por caries no tratadas que van aumentando por la falta de controles dentales, aunque existen otros factores que podrían participar en su aparición; estas infecciones suelen presentarse con inflamación y mucho dolor.

INFECCIÓN DENTALES MÁS COMUNES

 

– Caries dental: Es la destrucción de las piezas dentarias provocada por los ácidos que producen las bacterias alojadas en los dientes, las cuales pueden avanzar hasta llegar a infecciones muy serias.

– Gingivitis y Periodontitis: Es la inflamación y el sangrado de las encías debido a un exceso de acumulación de bacterias y de restos de comida. Se conoce como gingivitis cuando la afección es solo a nivel de la encía y periodontitis cuando también se ve afectado el hueso que rodea al diente, provocando la perdida de soporte de la pieza dental. Los síntomas de esta infección son claros (enrojecimiento, sensibilidad extrema e inflamación).

 
– Pulpitis: Aparece principalmente cuando la caries ha afectado gran parte del diente dejando expuesto al nervio, lo que permite el paso de bacterias que terminan provocando la infección e inflamación de este órgano, provocando dolores muy fuertes que no cesan fácilmente. También puede producirse en piezas dentales fracturadas o que han sufrido algún traumatismo.
 

– Absceso dental: Es la acumulación de pus causada por una infección bacteriana, que puede producirse en diferentes regiones del diente y por distintos motivos, por ejemplo, un absceso periapical se produce en la punta de la raíz del diente, mientras que un absceso periodontal se produce en las encías, al lado de la raíz del diente.
– Pericoronaritis: Esta infección se produce por la acumulación de bacterias en los tejidos blandos (encía) que rodean un diente cuando, en su proceso de erupción y queda parcialmente cubierto por estos. Suele desarrollarse de forma habitual durante la erupción de las muelas del juicio o cordales.
 

SIGNOS Y SÍNTOMAS DE UNA INFECCIÓN DENTAL

  1. Mal Aliento

  2. Inflamación y/o sangrado en las encías

  3. Dolor a nivel de las piezas dentales

  4. Sensibilidad a los alimentos fríos o muy calientes

  5. Posible supuración de pus.

 

COMO DETECTAMOS UNA INFECCION DENTAL

 
 
 
La principal manera de detectar una infección dental es mediante la evaluación clínica que realiza el odontólogo.

La otra opción que es casi siempre necesaria en el diagnóstico de una infección dental es el uso de las radiografías, esto facilita la valoración en el interior del diente para poder determinar un juicio sobre la enfermedad.

En algunos casos también son necesarias las tomografías que nos ofrecen imágenes más claras para descubrir el origen de una infección dental.

¿CÓMO TRATAR LA INFECCIÓN DENTAL?

Existen distintos tipos de tratamientos para las infecciones dentales, algunos nos ayudan a mantener el diente en boca en otros la solución es la extracción de la pieza.

 

– Tratamientos periodontales: Procedimientos como el Destartraje (limpieza dental) que nos ayuda a eliminar el sarro y las bacterias acumuladas a nivel de las encías; o el raspado y alisado radicular que nos ayuda a eliminar esta acumulación de bacterias a nivel de las raíces de los dientes, devolviéndole de este modo la salud a los tejidos que rodean a nuestros dientes.

 

– Endodoncia: En este procedimiento se elimina el nervio del diente para poder limpiar las bacterias que lograron entrar en su interior aliviando así el dolor y la infección. Con este tratamiento podemos salvar los dientes y así evitar su pérdida o extracción.

– Extracción: Este tratamiento se realiza para extraer un diente de la encía. Este tipo de procedimientos se realiza en casos extremos cuando el diente no se puede recuperar debido a:

  • Dientes fracturados o rotos que no pueden salvarse con tratamientos conservadores.

  • Restos radiculares.

  • Dientes que perjudiquen a otros como las muelas del juicio.

 Lo ideal es siempre optar por tratamiento conservadores en el diente y sólo proceder a su extracción cuando el diente es irrecuperable y no existe ningún tipo de tratamiento para o razón para conservarlo en la boca.
 

CÓMO PREVENIR LAS INFECCIONES DENTALES

 

– Lavar bien sus dientes y encías de 2 a 3 veces al día o después de las comidas.

– Disminuir la cantidad de dulces y bebidas azucaradas.

– Visitar al dentista de 4 a 6 meses para sus chequeos periódicos.

 

Para cualquier consulta puedes contactarnos o visitar nuestra clínica dental en Av. Antonio José de Sucre 538, Magdalena del Mar 15086

Saludos de tus amigos de COT DENT, Los mejores dentistas de Lima

Móvil

Clínica Dental en Lima. Los Mejores Dentistas a tu servicio | Direción: Av. Antonio José de Sucre 538, Magdalena del Mar,

Horarios

Lunes– Viernes 08:00AM – 19:00PM

Refrigerio 13:00pm  – 14:00pm

Sábados 08:00AM – 14:00PM

Ubicación

 

 

Direción: Av. Antonio   José de Sucre 538, Magdalena del Mar,

Reserva tu Cita

Telf.: 01 263 49 10

Mapa