Durante la gestación se producen una serie de cambios en la mujer que pueden favorecer la aparición de problemas bucodentales.

Conocer cuáles son es fundamental para detectarlas a tiempo y tomar las medidas o aplicar los tratamientos más adecuados con el fin de evitar su aparición ya que, en ocasiones, estos problemas no sólo afectan a las madres sino también a la salud del feto.

Escrito por Dra Angela Encinas

¿Cómo afecta tus dientes el embarazo?

 
Tanto la Asociación Dental Americana, como el Congreso Americano de Tocólogos y Ginecólogos y la Academia Americana de Pediatría animan a las mujeres a buscar atención dental durante el embarazo. “Es un período crucial en la vida de una mujer y mantener una buena salud oral está directamente relacionado con la buena salud general”, dice Aharon Hagai, Doctor en Cirugía Dental

¿Cuándo le digo a mi dentista que estoy embarazada?

Incluso si solamente piensas que podrías estar embarazada, hazlo saber a la consulta dental. Diles de cuánto tiempo estás cuando conciertes la cita. También dile a tu dentista qué medicamentos estás tomando o si tu medico te ha dado algún consejo especial. Si tu embarazo es de alto riesgo o si tienes ciertas enfermedades, tu dentista y tu medico podrían recomendarte posponer algunos tratamientos.

¿Cómo puede el embarazo afectar mi boca?

Aunque muchas mujeres no tienen incomodidad en los dientes durante los nueve meses, el embarazo puede empeorar algunas enfermedades, o crear otras nuevas. Los chequeos regulares y los buenos hábitos de salud oral pueden contribuir a mantenerte sana a ti y al bebé.

Gingivitis del Embarazo

Diente con gingivitisTu boca puede ser afectada por cambios hormonales que experimentarás en el embarazo. Por ejemplo, algunas mujeres desarrollan la llamada “gingivitis del embarazo”, una inflamación de las encías que puede causar hinchazón y dolor. Tus encías también podrían sangrar un poco cuando te cepillas o usas la seda dental. Si se deja sin tratar, la gingivitis puede conducir a enfermedades de las encías más serias. Tu dentista podría recomendarte limpiezas más frecuentes para prevenir esto.

Mayor Riesgo de Caries

Las mujeres embarazadas son más propensas a la caries por varias razones. Si estás comiendo más carbohidratos de lo habitual, esto puede causarte caries. Las náuseas matutinas pueden aumentar la cantidad de ácidos a la que está expuesta tu boca, lo que puede corroer el esmalte.

Cepillarse dos veces al día y usar la seda dental a diario son cosas que algunas gestantes suelen dejar de lado durante el embarazo por muchas razones, incluyendo náuseas matutinas, ganas de vomitar más frecuentes, encías que duelen y cansancio. Es especialmente importante mantener tu rutina, ya que unos hábitos pobres durante el embarazo han sido asociados con el parto prematuro, restricción del crecimiento intrauterino, diabetes estacional y preeclampsia.

Tumores del Embarazo

En algnas mujeres, el sobre-crecimiento de tejido llamado “tumores del embarazo” aparece en las encías, a menudo en el segundo trimestre. No es cáncer sino inflamación que ocurre entre los dientes. Podría estar relacionada con exceso de placa. Sangran fácilmente y tienen un aspecto rojizo, parecido a una frambuesa cruda. Generalmente desaparecen después de nacer el bebé, pero si estás preocupada, pregunta a tu dentista si es conveniente que te los quite.

¿Qué tratamientos me puedo realizar?

Tras la detección de algún tipo de problema en la boca, el segundo paso será aplicar un tratamiento. Sin embargo, muchas embarazadas no saben cuáles pueden y cuáles no pueden realizarse durante la gestación.

 

– Los expertos dicen que las urgencias odontológicas se deberán tratar en cualquier momento del periodo gestacional», eso sí, «tomando las oportunas precauciones.

Y es que, la inmunidad materna está disminuida a favor de la inmunidad fetal, por lo que las infecciones dentales pueden desarrollarse con rapidez, de ahí que el tratamiento definitivo tenga que ser inmediato.

– En cuanto a los tratamientos periodontales básicos no quirúrgicos, son seguros tanto para la madre como para el feto.

Se recomienda realizarlos en el segundo trimestre del embarazo (entre la 14-20 semana de gestación), ya que ha finalizado la organogénesis y hay menos riesgo de aborto espontáneo. En este periodo es mejor ya que la paciente presenta menos náuseas y la posición en el sillón dental es más cómoda.

– Asimismo, avisa, también se pueden realizar los empastes que la paciente precise.

– En cuanto a las radiografías, a diferencia de lo que la gente pueda pensar, sí se pueden realizar durante el embarazo siempre que sean necesarias para realizar un correcto diagnóstico. El examen radiográfico dental produce una exposición muy baja de radiación, por lo que el riesgo de efectos nocivos es extremadamente bajo.

– La limpieza bucal o profilaxis profesional, se puede hacer con toda seguridad durante el embarazo y además es recomendable para prevenir la gingivitis en el embarazo.

Otra de las preguntas que se hacen las embarazadas antes de someterse a una intervención es qué fármacos pueden o no pueden administrarse. Los anestésicos locales empleados en los tratamientos dentales son relativamente seguros si se utilizan de forma racional. Se recomienda la utilización de lidocaína y evitar, en la medida de lo posible, los anestésicos con epinefrina.

Los tratamientos que puedan posponerse para después del parto, como los blanqueamientos, tratamientos estéticos, cirugía periodontal, cirugía de implantes etc., es preferible realizarlos después del parto.

Cuidados adicionales

El cepillo de dientes más indicado para este periodo, generalmente, se aconsejará un cepillo de cabeza pequeña para tratar de evitar las náuseas y vómitos. A esto hay que sumar el uso de hilo dental o cepillos interproximales.

En cuanto al tipo de pasta de dientes y enjuagues bucales, se aconseja el uso de la que más se adapte a las necesidades de restablecimiento de salud oral del paciente.

Así, en pacientes con caries y en presencia de náuseas y vómitos se aconsejará una pasta fluorada, al menos dos veces al día. Esto es importante porque ante estas situaciones pueden aparecer erosiones dentales y mayor riesgo de caries».

Ante la variedad de enjuagues bucodentales que hay en el mercado, se informa que pueden utilizar los que tienen clorhexidina, cuando estén indicados por el profesional, y como coadyuvante a los tratamientos de gingivitis y periodontitis.

Además, existen otros que también han demostrado seguridad y eficacia. En todo caso se aconsejarán siempre los que no tienen alcohol.

 

Para cualquier consulta puedes contactarnos o visitar nuestra clínica dental en LIMA. Av. Antonio José de Sucre 538, Magdalena del Mar, Lima 15086

Saludos de tus amigos de COT DENT, Los mejores dentistas de Lima

 
 
Móvil

Clínica Dental en Lima. Los Mejores Dentistas a tu servicio | Direción: Av. Antonio José de Sucre 538, Magdalena del Mar,

Horarios

Lunes– Viernes 08:00AM – 19:00PM

Refrigerio 13:00pm  – 14:00pm

Sábados 08:00AM – 14:00PM

Ubicación

 

 

Direción: Av. Antonio   José de Sucre 538, Magdalena del Mar,

Reserva tu Cita

Telf.: 01 263 49 10

Mapa