¿Sabías que el estrés materno crónico puede influir en el estado bucodental de tu hijo?

Son muchos los factores que influyen en la salud bucal de los más pequeños. La vida moderna y el hecho de que cada vez haya más madres que deban compaginar su trabajo y el cuidado de sus hijos, entre otros factores, pueden contribuir a que los niveles de estrés materno sean mayores.

Escrito por Dra Angela Encinas

¿Cómo afecta el estrés materno a la salud dental de los hijos?

¿Qué relación hay entre el estrés materno y la salud bucal de los pequeños?

han revelado algunos estudios que afirman que el estrés materno afecta a la salud de los hijos y se ha observado un mayor número de caries en aquellos niños cuyas madres presentaban estrés crónico en comparación con las que no presentaban ningún marcador de estrés.

Los investigadores analizaron los datos de más de 700 parejas de madres e hijos, con niños de entre 2 y 6 años y madres que promedian alrededor de los 36 años de edad. A lo largo del estudio, los científicos comprobaron que las caries dentales eran más comunes entre aquellos hijos cuyas madres presentaban dos o más marcadores biológicos de estrés crónico.

Análisis adicionales probaron la relación entre el estrés materno y las actividades asociadas al cuidado de sus hijos, tales como la lactancia o una alimentación idónea. El número de Caries fue mayor entre los niños no amamantados y, respectivamente, las madres con mayor carga de estrés eran menos propensas a amamantar a sus bebés.

Además, también se asoció el estrés a una menor probabilidad de visitar al dentista durante los primeros años de vida de los pequeños, lo cual influye negativamente en su cuidado oral e impide poder llevar a cabo medidas preventivas que eviten la aparición de caries y otras enfermedades.

 

¿Como afecta la caries a los niños entre 2 y 6 años?

La caries dental es considerada una de las enfermedades con mayor prevalencia e incidencia en la edad preescolar y escolar. Se trata de una enfermedad transmisible y altamente prevenible de causa multifactorial y que está provocada  por bacterias presentes en la cavidad bucal.

Estas bacterias metabolizan los azúcares e hidratos de carbono de los alimentos y alteran el equilibrio diente, produciendo la desmineralización del esmalte dental en principio. Si el proceso continúa el esmalte acaba cavitándose y formando pequeñas perforaciones que de no ser tratadas pueden llevar, en última instancia, a la muerte del diente o  la pérdida del mismo.

Debido a la alta incidencia de esta enfermedad en un grupo poblacional como son los niños, debemos hacer especial hincapié en medidas preventivas inmediatamente después de la erupción del primer diente para así evitar la aparición de patologías bucales. EL objetivo de acudir al dentista a edades tan tempranas no tiene como fin llevar a cabo ningún tratamiento sino controlar el estado bucal, así como instruir y educar a los padres e hijos en medidas de prevención.

¿Cuáles son las medidas de prevención deben conocer los padres?

El cepillado dental con pasta de dientes fluorada desde que comienza la erupción dental es una de las medidas que ayuda a prevenir enfermedades de dientes y encías. Existen múltiples estudios que demuestran que existe una asociación entre edad a la que se comienza el cepillado y caries.

Los niños que comienzan con el cepillado a partir de los 3 años presentaron un 20% más de caries que aquellos que instauraron buenas pautas de higiene oral antes del primer año de vida.

La dieta es otro factor importante que influye en la aparición de caries, ya que son los azúcares los que una vez metabolizados por las bacterias se convierten en ácidos que destruyen el esmalte. Es de vital importancia llevar una dieta saludable, baja en hidratos de carbono y azúcares.

Por tanto, las medidas preventivas mencionadas con anterioridad tienen como objetivo mejorar la salud dental, particularmente disminuir la prevalencia de caries entre los niños, pero no debemos dejar de lado el factor psicosocial, por lo que sería necesario incluir intervenciones para mejorar la calidad de vida de las madres y por ende la de los hijos. El estrés materno crónico como factor de riesgo potencial es algo que debemos tener en cuenta, además de las implicaciones que tienen el bienestar materno, el entorno social y psicológico sobre la salud dental.

Adicional a esto, los niños en hogares donde los padres están con estrés constante tienden a tener problemas de estrés ellos mismos, los que traen sus propios riesgos bucales.

¿Cómo afecta el estrés a la salud bucodental?

El estrés puede afectar a la salud bucodental de tus hijos por diversas vías:

  • Causas psíquicas: la alimentación compulsiva producto del estrés suele ser rica en azúcares, con lo que aumenta el riesgo de caries.
  • Causas fisiológicas: aumentan los niveles de la hormona del estrés, el cortisol, lo que provoca alteraciones en el sistema inmunitario. Además, se produce una disminución de la secreción de saliva y el ambiente oral se hace más ácido. Esta acidez es perjudicial para el esmalte de los dientes, la capa natural que los protege.
  • Causas conductuales: pueden aparecer hábitos compulsivos que afecten de manera directa o indirecta a su salud bucodental como chuparse el dedo, mordisquearse las mejillas o el labio, morderse las uñas, succionar el labio inferior o abandonar la higiene bucodental.
  • Bruxismo: un signo muy claro de estrés que puede afectar a la salud bucodental de los más pequeños es el rechinar de los dientes o bruxismo. Si no se consigue parar a tiempo, puede acabar causando problemas como la pérdida del tejido de los dientes, la contractura de la musculatura facial o enfermedades de las encías.

¿Qué hacer para detectar y solucionar el problema?

Es importante detectar el estrés en los niños, ya que les provoca sufrimiento y puede afectar a su salud en general cuando crecen. Pero a la vez es muy difícil, ya que ellos no saben cómo expresarlo. Las revisiones bucodentales pueden ayudar mucho. El dentista puede ser el que descubra posibles cuadros de estrés en niños al identificar patologías asociadas.

Como padre, también se debe estar alerta a determinados signos en la boca de tus hijos. Las encías rojas, el sangrado de encías al cepillarse los dientes, las llagas frecuentes, los herpes labiales habituales o el rechinar los dientes pueden ser señales de que tu hijo está sufriendo estrés. En caso de detectar cualquiera de estos síntomas, debes acudir a un profesional especializado para que los evalúe.

Además, la higiene dental de los niños y adolescentes es muy importante. Se deben cepillar los dientes de dos a tres veces al día de forma correcta y acudir a sus revisiones periódicas con el dentista u ortodoncista para el control de su salud bucodental.

En todo caso, recuerda también que cualquier fórmula que pueda ayudar a disminuir la ansiedad de los niños y padres y relajarlos puede ser de gran ayuda.

Para cualquier consulta puedes contactarnos o visitar nuestra clínica dental en Av. Antonio José de Sucre 538, Magdalena del Mar 15086

Saludos de tus amigos de COT DENT, Los mejores dentistas de Lima

Móvil

Clínica Dental en Lima. Los Mejores Dentistas a tu servicio | Direción: Av. Antonio José de Sucre 538, Magdalena del Mar,

Horarios

Lunes– Viernes 08:00AM – 19:00PM

Refrigerio 13:00pm  – 14:00pm

Sábados 08:00AM – 14:00PM

Ubicación

 

 

Direción: Av. Antonio   José de Sucre 538, Magdalena del Mar,

Reserva tu Cita

Telf.: 01 263 49 10

Mapa