Desde muy pequeños nos enseñan cómo cuidar de manera correcta la salud e higiene de nuestros dientes: como cepillarnos los dientes tres veces al día, usar hilo dental y el enjuague bucal, visitar periódicamente a nuestro dentista, etc. Y es que una boca sana es fundamental para nuestra salud general. Sin embargo, durante el paso de nuestra vida vamos adoptando también algunos malos hábitos que repetimos de manera cotidiana y que terminan por perjudicar la salud de nuestros dientes.

Escrito por Dra Angela Encinas

Los 10 peores hábitos para la salud dental

 

Acá te dejamos 10 malos hábitos que pueden estar destruyendo tus dientes y no te has dado cuenta.

  1. Morder objetos duros

Existe una multitud de objetos cotidianos que a menudo mordemos de forma casi inconsciente. Morder por ejemplo, objetos como: lápices, bolígrafos, hielo, huesitos, las uñas o palillos de madera, pueden llegar a provocar pequeñas fisuras o fracturas, así como fomentar al desgaste de nuestros dientes que incluso pueden llegar a producir una sensibilidad dental muy severa.

  1. Usar los dientes como herramientas

Algunos dientes tienen una forma que fue creada con la función de cortar los alimentos, pero en muchas ocasiones solemos usarlos como si fuesen tijeras para cortar cinta adhesiva, hilos, abrir envoltorios o desenroscar las tapas de las botellas, sin ser del todo conscientes de que es un hábito que puede desgastarlos  o fracturarlos gravemente  hasta producir que podamos perderlos. Evitemos dañar nuestros dientes de forma accidental recurriendo a las herramientas adecuadas.

  1. Comer bocadillos dulces entre comidas

Picar todo el día, especialmente si se trata de alimentos azucarados te pone en riesgo de caries. Cuando comes, las bacterias que causan la caries se alimentan de estos restos de comida, lo que produce un ácido que ataca la capa exterior de tus dientes. Trata de reemplazar los piqueos azucarados o no saludables por frutas o verduras, respeta tus horarios de comida y asegúrate de limpiar tus dientes luego de comer.

  1. Abusar de las Bebidas con azúcar o gaseosas

Este tipo de refrescos y bebidas suelen contener una alta dosis de azúcar, y especialmente de ácidos (cítrico, fosfórico, tartárico y/o carbónico), que a la larga pueden llegar a erosionar o desgastar la capa protectora de los dientes, por ello, su consumo habitual puede conllevar a la pérdida del esmalte, una mayor exposición de la dentina y un aumento en la sensibilidad dental, hasta fomentar la aparición de las temidas caries e infecciones dentales.

  1. Fumar

La nicotina además de oscurecer el esmalte de tus dientes y mancharlos, también puede provocar enfermedades en las encías, que a la largan pueden causar que tus dientes se aflojen y puedas perderlos, así mismo, produce mal aliento y afecta  tu sentido del gusto. El hábito de fumar cigarrillos también está asociado con distintos tipos de cáncer en la boca, labios y lengua. Si hay un hábito que debes cambiar urgentemente, es éste. Tu boca y todo tu cuerpo obtendrán beneficios inmediatos.

  1. Rechinar los dientes

Muchas personas tienden a apretar o frotar sus dientes durante el día o la noche ya sea consciente o inconscientemente, este mal hábito puede causar que se rompan o se rajen los dientes, generar sensibilidad muscular y/o dolor articular. En algunos casos puede terminar causando dificultad para abrir la boca o masticar.

Solucionar este problema consta de dos fases: una mental, que se trata de calmar tu mente  con ejercicios de relajación, ya que normalmente este tipo de hábitos aparecen por estrés o exceso de carga de trabajo y estar consciente del problema ayuda bastante, la otra fase es dental, para esta es necesario usar un protector bucal que evitara o disminuirá los daños causados por este mal hábito a nivel de tus dientes, también disminuye los problemas musculares y dolores articulares , ayudándote a comer y dormir mejor.

  1. Tomar demasiado café y algunos tipos de té

Bebidas como el café y el té, cuando se consumen en exceso pueden manchar gravemente nuestros dientes. Por suerte, limitar su consumo a unas dos tazas al día y una adecuada higiene bucal puede solucionar este problema.

  1. Cepillarse muy fuerte

Muchas personas piensan que si cepillan muy fuertes sus dientes o con cepillos de cerdas duras estos estarán más limpios, pero la realidad es completamente distinta, aplicar una fuerza excesiva durante el cepillado puede provocar un desgaste exagerado de la estructura dental, que a la larga se convertirá en debilidad y sensibilidad en los dientes   El cepillado en sentido horizontal  es otro mal hábito que puede repetirse muchísimo y que puede generar desgaste a nivel del cuello de los dientes, así como también, retracción de las encías. Lo ideal en cualquiera de los casos, es visitar a nuestro dentista para que nos recomiende la mejor técnica de cepillado para nosotros y nos indique el cepillo dental adecuado para nuestros dientes.

  1. Utilizar el mismo cepillo de dientes por demasiado tiempo

No hay que esperar a que el cepillo de dientes se desgate, de hecho lo recomendable sería cambiarlo al menos cada 3 meses. El motivo principal es que, después de este tiempo, su efectividad para eliminar la placa y los restos de alimentos de los dientes y encías es menor, además, el crecimiento bacteriano a largo plazo sobre los cepillos de dientes puede ser perjudicial para la salud oral.

  1. Chuparse el dedo o respirar por la boca
Porque Los Niños Se Chupan El Dedo - Niños Creativos

Al no tratarse de una acción natural, la respiración bucal o la succión del dedo puede traer muchos problemas, en especial para los niños en edad de desarrollo como: mal aliento, caries o enfermedades de las encías; debido a que este tipo de hábitos facilita la entrada de bacterias en la boca.  En el caso de los respiradores bucales se producen alteraciones en el desarrollo óseo de los maxilares provocando cambios en la estructura facial, lo que se traduce posteriormente en problemas en la mordida y apiñamiento de los dientes; mientras que el caso de la succión digital, el dedo que va a la boca ejerce presión contra el paladar y los dientes al realizar este mal hábito, haciendo que el niño desarrolle una mordida abierta (ausencia de contacto de los dientes anteriores) y que el paladar se hunda y se estreche.

Si te has dado cuenta que padeces de alguno de estos hábitos y quieres evitar que dañen tus dientes lo recomendable es corregirlos pronto para asegurar tu salud bucodental. Sin embargo, si piensas que ya tus dientes están siendo afectados por tus hábitos lo ideal es visitar a tu dentista para que te recomiende determinadas técnicas o tratamientos que puedan ayudarte a detener o corregir los daños que ya fueron causados.

Para cualquier consulta puedes contactarnos o visitar nuestra clínica dental en Av. Antonio José de Sucre 538, Magdalena del Mar 15086

Saludos de tus amigos de COT DENT, Los mejores dentistas de Lima

Móvil

Clínica Dental en Lima. Los Mejores Dentistas a tu servicio | Direción: Av. Antonio José de Sucre 538, Magdalena del Mar,

Horarios

Lunes– Viernes 08:00AM – 19:00PM

Refrigerio 13:00pm  – 14:00pm

Sábados 08:00AM – 14:00PM

Ubicación

 

 

Direción: Av. Antonio   José de Sucre 538, Magdalena del Mar,

Reserva tu Cita

Telf.: 01 263 49 10

Mapa